top157

cuartel La Sexta es una de las compañías que dio origen al Cuerpo de Bomberos de Santiago. Fundada en un lejano 20 de diciembre de 1863 y constituida el 6 de enero de 1864, se convirtió en uno de los cuatro pilares fundamentales de la institución bomberil en la ciudad de Santiago.

La creación del Cuerpo de Bomberos de Santiago respondió a una tragedia que el 8 de diciembre del año 1863 enlutó los corazones de los habitantes del Santiago de la época. El incendio de la Iglesia de la Compañía, que dejó como saldo a dos mil personas fallecidas, motivó a un grupo de hombres, encabezados por don José Luis Claro y Cruz a formar un cuerpo de voluntarios dispuestos a entregar sus vidas en pos del bienestar de la comunidad.

Así, a menos de un mes de ocurrido el incendio de la Iglesia de la Compañía, Santiago ya contaba con tres compañías denominadas “Oriente”, “Sur” y “Poniente” dedicadas al trabajo con agua. Inmediatamente vendría la Compañía “Guardia de Propiedad”, hoy Sexta Compañía “Salvadores y Guardia de Propiedad”. De esta manera, Santiago ya tenía su propio cuerpo de bomberos.

Los Sextinos han sido hombres impregnados con el ideal del servicio anónimo, hombres de todos los estratos sociales, diferentes nacionalidades y distintas maneras de pensar. En la Sexta han dejado su recuerdo políticos de la patria, como don Manuel Antonio Matta o el ex Presidente de la República, don Pedro Montt Montt; artistas como nuestro primer Mártir don Germán Tenderini y Vacca o el recordado Capitán don Sergio Rojas Corvera; hombres humildes y de trabajo, como nuestro segundo Mártir don José Gabriel Rojas Miranda y una larga lista de profesionales distinguidos en sus áreas de trabajo.

La Sexta compañía creó en 1978 el Grupo de Rescate del Cuerpo de Bomberos de Santiago, respondiendo a las necesidades que el desarrollo tecnológico y social que la urbe así exigía. Este hito fue el punto de partida para que el rescate se ampliara a los cuerpos de bomberos ubicados a lo largo de todo el país y a otras instituciones de servicio público.

Incendios, accidentes vehiculares, rescate de personas, rastreos en ríos y lagos, búsqueda y salvamento en derrumbes, son algunas de las situaciones que desde 1863 hemos sabido resolver con éxito.