top157

robertocifuentessilva Con profundo pesar comunicamos el sensible fallecimiento del Voluntario Honorario don Roberto Cifuentes Silva (Q.E.P.D.), con Premio de Constancia por 45 años de servicios, ocurrido el viernes 27 del presente mes.

Sus restos fueron velados en nuestro cuartel, y sus funerales se realizaron el día sábado 28 del presente, en el Cementerio Parque del Recuerdo.

Ingresó a la Sexta el 27 de mayo de 1963, dejándola el 12 de septiembre de 1974. Se reincorpora finalmente el 14 de febrero de 1978, sirviendo en total por 49 años, 4 meses y 27 días a nuestra Compañía, recibiendo su premio por 45 años de servicios el año 2012, con 1.198 asistencias sobrantes.

Hombre de convicciones rectas y apegadas al reglamento, ocupó todos los cargos de mando de la Compañía. Fue Teniente 3° en 1967, Teniente 2° en 1968, Teniente 1° los años 1969, 1970, 1972 y 1988.

Fue Capitán en 1974. Precisamente ocupando este cargo, en una época difícil para nuestro país, dejó marcado firmemente su convicción y rectitud, tratando de separar, tal como corresponde, cualquier ideología, credo o tendencia política, de la actividad bomberil.

Integró el Consejo de Disciplina los años 1981, 1985, 1994 y 1999.

Fue nombrado reemplazante de Capitán en varios períodos e integró la Guardia Nocturna entre los años 1964 y 1966.

Hombre con condición física apta, fue parte de los equipos ganadores de la Competencia bomberil “José Miguel Besoaín” los años 1965, 1966, 1971, 2000 y 2001. Integró los equipos de fútbol de la Sexta, que participaba en los campeonatos que organizaba el cuerpo.

Recibió el premio por asistencia a ejercicios de la Compañía “Mariano Droguett” los años 1965 y 1998.

En su hoja de vida aparece una anotación especial por su brillante actuación en el rescate de una mujer acorralada por el fuego en un incendio ocurrido en Av. Brasil y Alameda el 14 de junio de 1968.

El 11 de septiembre de 1973 sufre quemaduras tras una explosión ocurrida mientras trabajaba en el incendio del edificio de un periódico ubicado en el centro de Santiago.

Participó activamente en el grupo de rescate del Cuerpo de Bomberos de Santiago, siendo pieza importante en las situaciones que tuvo que resolver y en los ejercicios de rescate en altura.

Dos de sus hijos, Roberto y Pablo, fueron parte de la Brigada Juvenil de nuestra Compañía.

En la vida de cuartel, Roberto fue muy activo. Antes de su lamentable enfermedad, era visitante asiduo a cada actividad de camaradería, en donde nunca dudó en compartir con sus viejos amigos y tampoco se cerró a la idea de poder formar nuevas amistades, siendo siempre muy abierto a contar sus infinitas historias de bombero a los más nuevos.