Fallecimiento de Héctor Jara G., Voluntario Honorario de la Quinta de Osorno

Un gran bombero y amigo nos ha dejado, compartimos a la distancia con nuestros Hermanos Quintinos la pena por la partida del voluntario Honorario Don Héctor Jara González (Q.E.P.D.)

De parte de Oficiales y Voluntarios de la Sexta, vaya nuestro más sentido pésame a la familia de nuestro amigo, en especial a su hijo Claudio y su nieto Rodrigo, ambos Voluntarios también de la Quinta, y a todos los Oficiales y Voluntarios de nuestra Hermana de Canje.

hector jara 041220152
Palabras de la Quinta:

Dicen que los grandes jamás se olvidan y la verdad que no lo haremos. Hoy, nos toca despedir a un grande, un verdadero patriarca, el amo y señor de los exquisitos platos quintinos, pero por sobre todo un gallardo bombero y porque no decirlo un bombero de tomo y lomo. Estimado y Querido Voluntario Honorario Héctor Jara González, o más conocido entre sus pares como el “Tío Chueco”. Hoy, nos dejas de este mundo terrenal, pero su alma y espíritu seguirán entre sus Bravos Quintinos. Sus 49 años al servicio de la ciudad lo hizo un grande entre los grandes es por esto querido tío, que no nos es fácil despedirlo.

Hablar del Honorario Jara, es hablar prácticamente de una parte importante de la historia de la Quinta, usted al igual que muchos de los que ya no están físicamente traspasaron muchas generaciones. Como olvidar sus exquisitos platos después de una lluviosa tarde de campaña del sobre y en las comidas Quintinas que tenía a su cargo, como olvidar sus retos a los muchachos nuevos, pero tras ese reto, el consejo de un sabio con muchos años de ventaja y como olvidar sus risas y bromas.

En un año más querido viejo sería Voluntario Insigne de Chile, y muchos de nosotros estábamos felices porque tendríamos a otro verdadero estandarte Quintino entre los grandes de medio siglo bomberil, pero Dios lo llamo antes y pues seguramente con un fin especial, puesto que aquí en este mundo tan acelerado ya cumplió dando y dejando lo mejor y con grandes semilleros, como los son su hijo Claudio y su nieto Rodrigo, ambos, Quintinos y Oficiales de Bomberos.

La verdad, que nos es muy difícil terminar estas palabras sin votar lágrimas, pues usted dio mucho a su Quinta, y cuando hablamos de su Quinta no hablamos solo del número, si no que de cada uno de los voluntarios que la integramos. Hoy, todos lloramos su partida, y la verdad sentimos un dolor muy grande, porque será difícil llegar al cuartel sin ver al Tío Chueco, porque será difícil una sago sin los sabios consejos de prócer, porque será difícil no volver a verlo, abrazarlo y reír con sus historias y será muy difícil no volver a saludarlo con un abrazo acogedor y con experiencia.

Voluntario Honorario Héctor Jara González, las futuras generaciones de Quintinos sabrán de usted, de sus historias y vivencias, de sus exquisitos platos y de su vasta experiencia, pues no lo olvidaremos, ¡eso jamás! , como a ninguno de los que le antecedieron. Hoy, por todos los que ya no están, y en este día especialmente por usted, la Quinta se pone firme y le rinde los honores correspondientes a tan tremendo bombero. Ahora, vaya con Hugo Aubel, Mañocho Heckmann, Cuchuflo Villanueva, Nino Lara, Sam y el Astuto Peña, abrácense, rían y canten las tradicionales canciones Quintina, para luego formar como los Bravos Quintinos que fueron, son y siempre serán.

Voluntario Honorario Héctor Jara González, descansa en paz.

QUINTA!!! ATENCIÓN … FIR!!!